¿Debería invertir en una franquicia?

Cuando de hacer negocios se trata, invertir en una franquicia es una de las mejores opciones a las que puedes optar, pues, no solo tendrás un plan de negocios y una estrategia de marketing lista; también podrás ahorrar cualquier cantidad de tiempo y gastos administrativos en cuanto al registro de marca, entre otros asuntos.

Ahora bien, antes de tomar en consideración esta como una opción de negocio, es importante que conozcas más a fondo sobre las franquicias. Es por esto que, a continuación, te presentamos esta nota con la cual podrás aclarar algunas de las dudas que tengas en relación a este tema.

¿Qué es una franquicia?

Lo primero que debes tener claro es que una franquicia es una marca registrada por una compañía que desea expandir su éxito, sin necesidad de invertir su propio capital. Con base en ello, esta organización vende sus derechos de comercialización y la sistematización de la generación de los productos o servicios de la marca en cuestión.

¿Cuáles son las ventajas de invertir en este negocio?

Por otra parte, la inversión en una franquicia supone gozar de ciertas ventajas. Algunas de estas son:

  1. El capital de inversión está definido de manera exacta y concreta; esto quiere decir que no habrá que suponer un gasto adicional por situaciones no previstas.
  1. El producto o servicio a ofrecer ya está consolidado en el mercado meta, por lo que no es necesario crear estrategias de posicionamiento de marca.
  1. La empresa dueña de todos los derechos de la marca te proveerá  los suministros necesarios, por lo que no tendrás que idear una línea de producción o distribución desde cero.
  1. Obtendrás asesoría en cuanto a cualquier tema que pueda ayudar a que tu negocio tenga un éxito superior al esperado: entrenamiento y capacitación del personal, ubicación de un local físico, medios de distribución de la publicidad, entre otros.

¿Cuáles son los riesgos de  invertir en este tipo de negocios?

Finalmente, es importante que conozcas los riesgos que puedes correr al adquirir una franquicia:

  1. Al adquirir una marca no podrás modificar la estrategia, fórmula, o cualquier otro tipo de variante referente a la marca; en otras palabras, pierdes la libertad de intervenir de manera directa en tu negocio.
  1. Tu franquicia quedará sujeta a decisiones provenientes de la empresa dueña de la marca; es decir, si esta decide culminar su presencia en la zona donde te encuentres, la misma tendrá el derecho a liquidarte y tú tendrás la obligación a cerrar tus puertas con dicha marca.
  1. Al aplicar por la adquisición de una marca pueden rechazar tu solicitud por falta de capital o de alguna entidad que te sirva de aval financiero, porque no tengas experiencia en negocios de este tipo, entre otras razones.
  1. En la mayoría de los sistemas de franquicias se exige que el franquiciado atienda la sucursal, esto significa que no podrás tomar esta inversión como un negocio que puedas delegar a alguien más.

Esperamos que este artículo te haya servido de ayuda a la hora de tomar la decisión de si deberías invertir en una franquicia, o no. De igual modo, te invitamos a visitar nuestra sección de solicitudes de préstamo, donde podrás conseguir mayor información sobre cómo obtener la ayuda que estás buscando.